Noticias
Tipos de acabados con acero inoxidable

Tipos de acabados con acero inoxidable

Tipos de acabados con acero inoxidable

El acero inoxidable, a diferencia de otros metales, contiene un cierto porcentaje de cromo, este elemento aleante crea una película protectora de óxido del espesor de unos pocos átomos, a pesar de ser muy delgada, es muy resistente y evita la corrosión, otra ventaja de este metal es que también se regenera: si se elimina o se daña se puede reformar al instante.

Por esta razón, el acero inoxidable también se puede utilizar sin ser pintado. Hay muchos acabados que adaptan la estética natural de acero a todos los contextos y para diferentes usos, incluso en la arquitectura.

A continuación enlistaremos algunos de los principales acabados con acero inoxidable;

 

Adamascado

Este efecto muy característico se obtiene esmerilando la chapa con ruedas o muelas abrasivas desplazadas con un paso constante, a menudo de 60°. Es posible crear diseños y texturas especiales.

 

Las chapas decoradas

En relieve son más rígidas, lo que permite utilizar grosores reducidos, teniendo muchos diseños y decoraciones disponibles.

 

Granallado

Es un procesamiento similar al arenado, con la diferencia de que los gránulos son más grandes. Ellos pueden ser de diferentes materiales tales como;

  •   Acero inoxidable
  •   Vidrio
  •   Cerámica
  •   Óxido de aluminio
  •   Cáscaras de nuez

Esto dependiendo del efecto a obtener, (la forma de los granos puede ser esférica o irregular).

 

Acabado cepillado

Es un acabado liso, aquí también es posible pedir la rugosidad de las cintas o del resultado final. Se utiliza principalmente en arquitectura de interiores.

 

Acabado pulido satinado 

Habitualmente se utilizan cintas al carburo de silicio, porque los abrasivos de corindón (óxido de aluminio) disminuyen la resistencia a la corrosión. Este acabado se utiliza sobre todo en arquitectura de exteriores y ambientes marinos.

 

Chapa esmerilada

Es un acabado uni-direccional, con superficie bastante áspera, a menudo se puede pedir las cintas de esmerilados que deben ser utilizadas o la rugosidad final deseada.

 

Laminación con rodillos de muy baja rugosidad superficial

La apariencia final es gris y es utilizado como punto de partida para pulidos o cepillados adicionales. Es el acabado utilizado más frecuentemente.

 

Chapa laminada en frío con rodillos muy pulidos y recocida bajo atmósfera controlada

El material no se degrada y por eso no tiene que ser decapado. Se encuentra también bajo la antigua denominación.

 

Chapa laminada en caliente

Recocida y decapada. Es el acabado más común entre las chapas de alto espesor. Se utiliza sobre todo para aplicaciones no visibles porque es opaca y ligeramente áspera.

 

En MIPSA te ofrecemos acabados de alta calidad y estética.